Archivo para trazos

El tiempo en Zaragoza

Posted in Cosicas with tags , on agosto 29, 2012 by paucrispi

Va a ser que estas letras no son un tratado sobre la climatología de Zaragoza, de esto hay mucho escrito, tan solo son las impresiones que producen en mí a lo largo de este año las inclemencias meteorológicas de estas tierras de cierzo, sol y niebla.

Datos sobre la localización:

  • Latitud: 41°39′ Norte
  • Longitud: 0°52′ Oeste.

Otros datos de interés: Al oeste el Moncayo y pasa el Ebro por el centro. J. A. Labordeta

Verano

  • En casa estamos teniendo calor por encima de nuestras posibilidades.
  • ¿Y no hay forma humana de almacenar este calor para el invierno?
  • Acabo de sacar la cabeza por la ventana y me he quedado sin pestañas.
  • Hoy en Zaragoza, haces la colada, la tiendes, y una vez colgada ya puedes empezar a recogerla por el principio porque se ha secado.
  • Mentalizado para derretirme en los próximos días y formar parte del paisaje urbano. Parece que hará calor.

Otoño

  • Mira tú que si me adentro en la niebla y aparezco en otro sitio.
  • Con la niebla no me veo los pies, no se sobre que camino.
  • Por fin, un pedazo de azul en el cielo de Zaragoza después de una semana.
  • Me gusta Chowder, Agallas el perro cobarde y Bob Esponja… y además juego con los dinosaurios y los gormitti de Izarbe.

 

Para los no versados, en Zaragoza no hay otoño, como no hay primavera, así que escribo lo que me da la gana.

Invierno

  • Si encuentras una mata de pelo y tiras de ella contra el cierzo llegarás hasta Anasagasti.
  • Si alguien encuentra dos orejas sueltas, que me avise por favor, se han ido con el cierzo.
  • Que alguien me deje una lupa, tengo que ir al mingitorio, traigo el frío en el cuerpo de la calle y no me lo quito.
  • La brisa que se esta levantando en Zaragoza empieza a ser un poco molesta y además tengo una gotita congelada en la nariz.
  • Intentando restituir cuatro falanges de la mano derecha, el lóbulo de las orejas y la punta de la nariz, todo ello caído a causa del frío.
  • Además, a causa de la espesa niebla, me ha costado bastante encontrar los apéndices caídos, menos mal que no he necesitado de mingitorio.
  • Después del roscón, no viene mal un poco de brisa como la de hoy, parece S. Valero.

Primavera

  • Esta tarde las sombras han estado masificadas.
  • No es cuarenta de mayo, y el sayo se está derritiendo.
  • El cierzo acaba de depositar a mis pies un peluquín castaño claro y un perro pequines me ha adelantado por la derecha, lleva correa puesta.

Y eso que por aquí no hay primavera

Anuncios

Tertulianos, colaboradores y …

Posted in Cosicas with tags , on junio 21, 2011 by paucrispi

Una nueva especie de seres renacentistas asaltan nuestras vidas a través de las ondas hertzianas, los tertulianos , colaboradores y … Los mismos en diferentes espacios y tiempos, expertos en temas varios, lo mismo opinan sobre pepinos, bacterias, virus, agricultura, comercio internacional, pactos políticos, ética, terrorismo, el chichi de la Bernarda, autonomías y economía que sobre energía nuclear, movimientos sísmicos, mecánica cuántica, relaciones internacionales, política nacional, filosofía, narcotráfico, seguridad e higiene, técnicas de producción industrial, acampadas, chinches y sexualidad, y todo ello sin despeinarse y sentando cátedra. Por cierto, muchos de ellos abonados al donde dije digo, digo Diego, o bien opinar una cosa contraria a lo anteriormente dicho segundos después de salir por sus bocas.

Aforismos y sentencias

Posted in Cosicas with tags on octubre 13, 2010 by paucrispi

Tres años, una barrera importante cruzada. Izarbe da un nuevo salto y se incorpora al sistema educativo, aun es pronto para valorar, pero después de algún que otro lloro ha comenzado una época que como poco durará hasta los dieciséis años. Primeros días de desubicación mimos rebeldía normas juegos canciones números nombres apellidos semanas días meses estaciones cumpleaños independencia colores dibujos motricidad muchas cosas nuevas y silencio, un silencio incomodo para ella, poco cuenta de lo que ocurre.

Paralelo a estas cosas de la vida sigue su evolución. Algo ha cambiado, y ahora no sólo observa e interioriza sino que se lanza a sentenciar de un modo asombroso. Poco a poco y de tiempo en tiempo sale con algo de no deja de situarme en un estado de perplejidad.

Este post se irá actualizando en función de los ritmos de la peque y sus elucubraciones, quedan aquí reflejadas para disfrute y reflexión posterior.

“Si no tienes cuello, se te cae la cabeza”, octubre 2010

“Mañana no comeré, no quiero hacerme demasiado grande”, octubre 2010

“Porqué no te sacas el cerebro de la cabeza”, enero 2011

“Si tuviera cuatro manos verías lo que haría” , febrero 2011

“Tírate al suelo y rómpete la cabeza y así te podré ver el cerebro” , julio 2011

“Tu  ojo tiene mi cara”, marzo 2012

Victoria

Posted in Cosicas with tags , on marzo 2, 2010 by paucrispi

Vino bajo el signo de Tauro y se ha ido, noventa y cinco años después, bajo el de Piscis. Un día de cielo azul, como sus ojos.

Podría ser el inicio de un relato, pero no, Victoria, mi abuela se ha consumido como una vela, alguna ráfaga la avivaba como en los viejos tiempos, no tan lejanos. Se ha terminado, se sabía desde su nacimiento que este momento llegaría y casi un siglo después el presagio se confirma.

Toda una vida llena de vicisitudes alegría dolor  ilusión decepción placer llanto risa batalla quietud aquí allá y mucho, mucho tiempo. Tan sólo una vida.

Casi toda su existencia caminando junto a Ramón, y en ese transito muchas cosas, hijos hijas nietos nietas biznietos biznietas muerte república una guerra perdida cárcel acompañamiento dictadura democracia política idealismo pragmatismo consejos y batalla, mucha batalla, carácter e inconformismo.

Muchas horas de conversaciones, siempre bajo un escrupuloso respeto, hemos tenido, encuentros y desencuentros, cariño, consejos, de todo he aprendido y aún me quedo con la sensación de no haber aprovechado el tiempo. Estos diálogos se van a quedar entre nosotros, pero existen recuerdos indelebles.

Recuerdos nítidos de tiempos en los que aún estaba en la infancia me asaltan en estas horas, los días de lluvia cuando me llevabas a caballito para no mojarme los pies y que no me tocaran los sapitos que salían tras el aguacero; el huevo frito que tu sólo me has hecho igual; el viaje en seiscientos desde Aliaga a Teruel cantando y enumerando los pueblos que atravesábamos; La forma en la que me cubrías con la manta a la hora de dormir en las frescas noches de verano; las visitas al huerto y al corral,  y en este último la manera en la que introducías la mano en la cloaca de alguna gallina y adivinabas si habría puesta o no; Jesusito de mi vida y de mi corazón… me cantabas y no entendía cómo desde tu agnosticismo lo hacías; el baño de manzanilla en el ojo picado por una avispa; los días en los que se hacía el jabón de tajo, un olor que me sigue atrayendo;  las tardes cuando sonaba la sirena e íbamos a por el abuelo a la puerta de la central eléctrica; los paseos con Sol y las visitas a Zar en la Cañadilla, ese setter negro que sentía predilección por los uniformes; jornadas de pesca y merienda en el pantano, de cangrejos en Aguilar… Son tantos los que se agolpan en la cabeza y siento que es el momento de parar.

Muchas gracias por todo abuela, te quiero.

Comienza lo difícil

Posted in Cosicas with tags , on noviembre 25, 2009 by paucrispi

Dos años recién cumplidos y nuevas dificultades, como por arte de magia aparece el don de la palabra.

Hasta ahora el balbuceo de Izarbe se limitaba a papá, mamá, comer, cacota, bibe, bermell,  gegant, pi, pipi, moving, avi, avia, tattoo, yayo, yaya, Pablo, gata y pocas más- anoto tan solo las inteligibles, la enumeración de las  incomprensibles y onomatopeyas llevaría demasiados renglones-, pero casi sin enterarnos el vocabulario se ha enriquecido con más términos y variaciones: pablito, pablitito, pablititito, amarillo, verde, azul, blau, blue, tele, libro, ratón, rata, ratita, ratitita…., pero lo increíble  es cuando se viene arriba y comienza  a declamar versos del Paraíso perdido, un soneto de Neruda, vocablos como dicotomía, arancel, coyuntura, abigarrado, pinrel e incluso se anima con la recitación de pasajes de Borges, Poe, Voltaire, Wells, Grimm, Orwell, Huxley o Matute.

Nada que no entre dentro de la lógica.

El verdadero problema es cuando se atreve a realizar aseveraciones o afirmaciones que, esta vez si que son preocupantes, paso a enumerar alguna:

  • La teoría evolutiva se equivoca, no descendemos del mono, venimos del asno.
  • En un futuro no se usara la tilde en las palabras esdrújulas y además casi siempre sobran letras.
  • La teoría general de la relatividad se equivoca, el universo es estático, como mucho se contrae, estamos como al principio.

Por ahora a dios ni lo toca, y eso me intriga, me miraba con perplejidad mientras leía Caín de José Saramago.

A partir de aquí creo que comienza realmente lo difícil.

Casualidad y rutina

Posted in Cosicas with tags on agosto 20, 2009 by paucrispi

Seguimos rutinas y cada vez que salimos de ellas nos sentimos extraños, inseguros, hasta en los hechos más insignificantes.

Las salidas matutinas con Izarbe no son la excepción, si bien con variaciones periódicas que hacen de los hábitos algo más llevadero. En ocasiones y en función del tiempo tomas una dirección u otra, siempre buscando lo benigno del día.

El primero de agosto, en Zaragoza y casi treinta grados a las once de la mañana, la búsqueda de sombra nos ha llevado por una calle que rara vez transitamos y allí todo lo sucedido ha dejado un recuerdo indeleble, al principio de ansiedad y posteriormente, una vez digerido, una sensación agradable, que da cierto sentido a la vida, reconfortante.

Han confluido tres aspectos en un mismo instante que han configurado el desenlace, feliz en este caso, uno es el ya mencionado de Izarbe, Cristina y yo, otro es un camión de recogida de residuos urbanos, y por último una mano que emerge de un contenedor.

En el momento que pasaba junto al contenedor, el camión de recogida automática era maniobrado con destreza y se disponía a verter en contenido en él cuando una mano sale enérgicamente del mismo, en ese momento dirijo la mirada hacia Izarbe y Cristina y les apremio para que se detengan o pasen deprisa, pasa por mi imaginación una estampida desde el contenedor con salida de desperdicios de plástico y envases además de una figura humana que, y esa es mi primera impresión, puede caer sobre la pequeña. Pasado ese instante de nervios la maniobra del conductor se detiene, el proceso de enganche entre el vehículo y contenedor ha fallado, y me dispongo a ayudar a la persona que está dentro a salir del trance, pero repentinamente la operación se repite, esta vez sin error y el contenedor se eleva por encima de mi cabeza; la lucha por salir no da el resultado esperado y ya solo se oyen gritos, en ese momento salgo disparado hacia la cabina e intento avisar al operario que manipula absorto un sistema más parecido a un videojuego que a otra cosa, ajeno al bullicio exterior. No se como, los recuerdos son difusos, me hago entender, el chofer  detiene la maniobra, baja del camión y vamos hacia el contenedor y tras una pequeña disputa con los remaches la persona que habitaba transitoriamente en cubículo está fuera, sana y salva, a salvo porque si hubiera caído al camión una prensa hubiera actuado sin compasión sobre él, poniendo en riesgo su integridad física. Estos sistemas de recogida de residuos nada saben de los hábitos de las personas.

Un detalle que me ha quedado con nitidez es que algo de su propiedad fue lo primero en salir, unas chanclas abiertas por detrás y de color marrón claro.

El episodio acaba con un cruce de miradas, una reprimenda por parte del conductor, un saludo con la mano, un leve movimiento lateral de cabeza por mi parte a la vez que devolvía el saludo y por último un movimiento con la mano cerrada y el pulgar hacia arriba como despedida por parte de él seguido de un gesto de asentimiento por mi parte.

Uso correcto de los medicamentos

Posted in Cosicas with tags on julio 31, 2009 by paucrispi

Para el uso correcto de cualquier medicamento, nada más sencillo que seguir las indicaciones del profesional que lo ha prescrito, leer el prospecto, y en caso de duda solicitar ayuda en un centro médico, en un teléfono de atención sanitaria o en una farmacia.

Nada más, interpretaciones personales, acudir a foros en la red y demás consejos sobran; se puede poner en peligro, por un mal uso, no solo la vida de las personas, también la efectividad de los fármacos.