Cadena de sucesos, una pesadilla

Todo ha ocurrido de la manera más inesperada, un pequeño accidente doméstico en el que Izarbe en su afán por descubrir se ha tirado una cortina con todos accesorios encima, la mala suerte ha sido que una pequeña pieza le ha caído sobre la frente, el resultado un chichón instantáneo, susto de papá y mamá, visita al pediatra, derivación a urgencias siguiendo protocolo de actuación, sala de espera con un número ingente de vómitos y diarrea, radiografía, descartado lesiones importantes, observación por parte de los papás las siguientes veinticuatro horas.

Transcurridas las horas de observación y sin novedad, vida normal y paseo vespertino, cena, a dormir. Comienza la pesadilla: vómito, duerme, vómito, urgencias, más vómitos, nueva derivación hacia el hospital materno infantil, se descarta lesión, diagnóstico: inicio de gastroenteritis, recomendaciones varias y observación en el hogar y en caso de que se den una serie de circunstancias nueva visita.

Nuevo día, normal, acepta las indicaciones médicas, comida, vuelve la pesadilla, vómito, diarrea, vómito, diarrea, urgencias, sala de espera, diagnóstico: gastroenteritis, nuevas recomendaciones, vuelta a casa, observación, todo normal.

Día nuevo, normalidad, suero, desayuno, suero, comida, siesta, paseo, cena, continúa la pesadilla, vómito, esta vez de Cristina, vómito, diarrea, vómito… un sinfín de veces, caída con perdida momentánea de conocimiento cama baño menstruación cama baño nueva caída teléfono solicitando atención medica fin de fiestas traca final no llega la asistencia susto Izarbe en brazos llora frío sudor dolor, tiempo detenido, timbre, médico, tensión (ya de por si baja) por los suelos, deshidratación, reclamo de ambulancia, urgencias, boxes, diagnóstico: gastroenteritis, observación en planta, inicio del día en que Cristina cumple años.

Doce horas después, cinco goteros de suero por vía intravenosa, sumado a dos más con paracetamol y tres analíticas de sangre, vuelta a casa.

Cuatro días, tiempo transcurrido lentamente, clima lluvioso, torrencial por momentos, pocas risas, muchos sustos, cumpleaños pasado por cama, camilla y cama hospitalaria.

Fin de la pesadilla, sonrisa en rostro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: